FACULTAD DE INGENIERÍAUDPSiguenos en Facebook Facultad de Ingeniería UDP

Centro de Energía y Desarrollo Sustentable debatió sobre energías renovables

  • Durante la actividad se presentaron ejemplos exitosos de aplicación de Energías Renovables no Convencionales (ERNC).

Buscando entregar herramientas que favorezcan el crecimiento y la expansión de las Energías Renovables no Convencionales (ERNC) en Chile, el Centro de Energía y Desarrollo Sustentable (CEDS) de la Universidad Diego Portales, organizó la primera jornada de estudio de autonomía y descentralización energética en Chile: “Desafíos, ventajas y proyectos”, actividad que buscó entregar propuestas y soluciones viables respecto a la sustentabilidad y el sistema energético nacional.

Al respecto, el investigador del CEDS-UDP José Miguel Cardemil, aseguró que la “el actual escenario energético en Chile es muy complejo dado que tenemos problemas de suministro eléctrico, pero la verdad es que la electrificación de la discusión ha generado que olvidemos que existen otros problemas que también debemos abordar, como es el caso del suministro de calor y el uso de otras formas de energía usadas por todas las industrias en Chile”.

Explicó que la disputa energética en el país “sólo se ha preocupado por la hidroelectricidad y el carbón, pero hay que aclarar que este tipo de energía sólo representa el 25% de la energía que consumimos”. Ante esto, se hace necesario “desarrollar otro tipo de oportunidades que tengan que ver con la industria solar en Chile” agregó.

Durante su exposición, el académico UDP dio a conocer un innovador sistema de refrigeración solar que fue aplicado a la industria vitivinícola en Chile (Viña Miguel Torres), gracias a los fondos aportados por la Fundación para la Innovación Agraria del Ministerio de Agricultura.

Este nuevo proceso contará con el diseño de un sistema de poligeneración escalable, que permita a las empresas vitivinícolas aumentar su independencia energética y disminuir la huella de carbono asociada a sus procesos de producción de vino.

Cardemil detalló que esta nueva tecnología se explica porque “nuestra matriz eléctrica ya es suficientemente sucia en términos de carbono y, por ende, el vino chileno está asociado con una huella de carbono muy elevada; cuestión que en los mercados internacionales de élite –donde se discute sobre cuántos cientos de dólares cuesta una botella– juega un importante rol”.

El académico especificó que “la energía solar no es un tema de los ecologistas, sino que es algo económicamente viable. Es una industria que tiene reglas un tanto diferentes pero que tiene el potencial para poder suministrar y para poder resolver un buen porcentaje –obviamente que no todos– de los problemas energéticos que tenemos en el país”.