FACULTAD DE INGENIERÍAUDPSiguenos en Facebook Facultad de Ingeniería UDP

Carretera Hídrica: alternativas contra la sequía en el norte de Chile

  • Durante la charla el ingeniero francés, Félix Bogliolo, dio a conocer los principales desafíos del proyecto “Aquatacama”.
Félix Bogliolo, ingeniero francés y director de la empresa Vía Marina

Félix Bogliolo, ingeniero francés y director de la empresa Vía Marina

Con el propósito de dar a conocer alternativas reales ante la ya conocida escasez hídrica que afecta a las principales ciudades del norte de Chile, la Escuela de Obras Civiles y el Centro de Energía y Desarrollo Sustentable (CEDS) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales, invitó al ingeniero francés, Félix Bogliolo, a dictar la conferencia “Una carretera de agua: posibilidades y desafíos”.

Bogliolo, quien se graduó del Ecole Polytechnique de Paris, es actualmente el director de la empresa Vía Marina, multinacional francesa que busca instalar en Chile un innovador proyecto ingenieril que pretende trasladar grandes cantidades de agua desde las desembocaduras de los ríos de la zona sur del país, hasta las principales ciudades del norte de Chile.

El proyecto “Aquatacama” –que se encuentra actualmente en la fase de estudios preliminares– funcionará gracias a unos tubos flexibles que se instalarán necesariamente en el fondo marino. Este ducto permitirá transportar decenas de metros cúbicos por segundo, con un consumo de energía muy reducido.

El experto francés especificó que “nuestro sistema de transporte de agua por tubos submarinos funciona de una forma bastante sencilla. Nos ubicamos en algún río, succionamos agua a través de unos sistemas de filtración tradicional para quitar los sedimentos y, luego con un sistema de bombeo, extraemos el recurso hídrico con los sistemas de torres antigolpe de ariete, como se usa en cualquier obra hidráulica”

“Luego nos adentramos en el mar con los sistemas de aterrajes usadas en cualquier obra portuaria y, cuando llegamos a una profundidad suficiente, ya podemos instalar nuestro tubo flexible que va por el lecho marino como lo haría cualquier pay plan petrolero”, agregó

Este sistema está constituido principalmente de fibras textiles termoplásticas de muy alta resistencia, ya que al ser ligero y totalmente flexible, tiene la capacidad de aplastarse para posteriormente volverse a hinchar. Esto prevé de alguna forma, los constantes movimientos telúricos propios de las zonas centro, norte y sur del país.

Tras el estudio de factibilidad que la empresa entregó al Gobierno hace al menos dos años, Bogliolo, detalló que “a partir de ese momento hemos identificado bastantes puntos potenciales de entrega cada 100, 200 ó 300 kms desde la ciudad de Valparaíso hasta el norteña ciudad de Arica, con una demanda del orden de 30, hasta100 o más metros cúbicos por segundo”.

Este recurso se podrá utilizar para el consumo urbano, aunque  Bogliolo precisó que “hay que reconocer que en términos de volumen es muy pequeño”. Para el uso industrial o minero, Bogliolo, recalcó en cambio que “la expansión de la minería en Chile requeriría del orden de 6 u 8 metros cúbicos por segundo”.

Pero la gran demanda del agua tiene directa relación con la agricultura “donde la gran parte de los países del mundo consume del orden de 2/3 del consumo de agua mundial. Para la problemática chilena salen a la luz los casos de los valles de La Ligua y Petorca donde ha habido muchas dificultades para seguir extrayendo paltas de esa región porque no hay suficiente agua para regar”.

Ante esto, Bogliolo afirmó que “a nuestro juicio este proyecto es realmente el único capaz de contribuir a la resolución del problema hídrico en el norte de Chile, porque es un sistema totalmente transversal tanto geográfica como sectorialmente y, además tiene una capacidad casi ilimitada de transporte gracias a la posibilidad de instalar varios tubos paralelos bajo el mar”.